fbpx

¿Qué es el bótox? ¿Cómo funciona?

Las inyecciones de Bótox ayudan a prevenir y disminuir las arrugas y las marcas de expresión. Si quieres saber como funcionan, te contamos qué es, cómo se utiliza y qué beneficios y riesgos tiene.

Bótox es un nombre comercial que se ha establecido como el equivalente al tratamiento de arrugas dinámicas con toxina botulínica tipo A.

En la actualidad, en España, existen tres laboratorios autorizados para su aplicación con fines estéticos: Vistabel, Azzalure y Boucuture.

Son preparados farmacológicos de una neurotoxina producida por Clostridium Botulinum, una bacteria. Esta neurotoxina se presenta purificada y con diferentes tipos de disolución y fracción proteica.

¿Por qué me quieren inyectar esta toxina?

Como todo, en la dosis está el veneno. Mientras que en cantidades elevadas puede provocarte la parálisis e incluso la muerte por botulismo, se sabe que esta toxina no es peligrosa en pequeñas cantidades, sino que tiene efectos positivos para la salud y la estética. Esta toxina bloquea las señales nerviosas capaces de contraer tus músculos, y se utiliza para reducir y prevenir las arrugas de la cara, así como para aliviar cefaleas espinales, migrañas, hipersudoración o incluso el parpadeo incontrolable.

¿Cómo elimina el bótox las arrugas?

Con unas dosis minúsculas de toxina botulínica de tipo A los músculos se debilitan y paralizan, bloqueándose los nervios. Al aplicarlo a una parte específica de la cara, el músculo deja de recibir señales nerviosas, se debilita y deja de contraerse, con lo que se relaja suavizando arrugas y líneas.

Se suele aplicar en la frente, el ceño, el cuello y alrededor de los ojos. Tiene muy buenos resultados, y es un tratamiento sencillo, ambulatorio y no necesita de anestesia. Una vez aplicadas las inyecciones, se ven los resultados en menos de una semana.

Su principal inconveniente es que estas inyecciones no tienen efectos permanentes, porque la parálisis es temporal y los músculos recobran la movilidad con el tiempo. Por suerte, te puedes aplicar el tratamiento de nuevo.

Las inyecciones de bótox no tienen ningún efecto en las arrugas causadas por el sol, la gravedad o los años. Tampoco es recomendable para las arrugas de la zona de la boca, ya que necesitamos esos músculos a diario.

Por otro lado, hay efectos secundarios a tener en cuenta: dolor de cabeza, moratones, náuseas, parálisis transitoria… por suerte, estos efectos no son frecuentes, y siempre son temporales.

Para asegurarte del éxito de tu tratamiento de bótox, elige a médicos especializados con experiencia en su aplicación.